Columna Pluma Negra, por José Calzada

ARREMETEN CONTRA DUARTE

El gobierno de Javier Duarte no ha solventado absolutamente nada de todas las anomalías que tiene pendientes del ejercicio de 35 mil millones de pesos de fondos federales entre 2010 y 2014, reveló ayer la Auditoría Superior de la Federación en lo que se considera una arremetida más en el ocaso de un gobierno que ya se etiqueta como desastroso.

El auditor Juan Manuel Portal informó que el pasado lunes se reunió con Arely Gómez, titular de la PGR, para revisar las denuncias penales que formuló en contra de la Administración estatal de Veracruz, por un monto de alrededor de 12 mil 300 millones, destacó al participar en el taller sobre el Sistema Nacional Anticorrupción, que organizó la ASF junto con la Secretaría de la Función Pública y el gobierno de Tabasco.

El auditor endureció su postura, cuando se le advirtió que el gobierno de Veracruz ha insistido en que ha estado esclareciendo las observaciones del ejercicio de fondos federales: “Es un cuento, no es cierto, las autoridades de Veracruz, no han ido solventando las observaciones del ejercicio de fondos federales.

El tema al parecer ya tiene harto al gobierno federal, ya que el propio auditor, calificó como un cuento del gobierno del estado. Lo dijo el auditor, en el foro convocado por el Congreso de la Unión, estuvo además Luis Manuel Venegas, presidente de la Comisión de Vigilancia de la ASF.

La nueva arremetida es por diversos frentes, desde el Comité Ejecutivo del PRI que dejó claro que los gobernadores priístas cuestionados están obligados a rendir cuentas, hasta el propio Presidente Enrique Peña Nieto que en una entrevista difundida con el periodista Joaquín López Dóriga también se deslindó de los actos y cuestionamientos a gobernadores como el de Veracruz, Quintana Roo y Chihuahua.

Todo indica que Javier Duarte de Ochoa deberá enfrentar las acusaciones en su contra y de su equipo con sus propios recursos y que la justicia que le será aplicada será a secas, sin la gracia de Los Pinos ni la solidaridad o protección de su partido.

Cuando faltan escasos 100 días para que concluya su gobierno Duarte de Ochoa enfrenta acusaciones legales y mediáticas por todos lados, con serias dificultades para revertir esa tendencia desfavorable, será cuestión de tiempo para conocer el desenlace. El hambre y morbo popular quieren verlo sentenciado en lo legal y en lo histórico.

Por lo pronto, en los medios nacionales y en algunos locales, el tema Duarte es pan de todos los días, existe un linchamiento público e inédito contra un gobernador en funciones que jamás se había visto en Veracruz y aun la opinión pública no lo sentenciará en lo legal, sí en la historia.

VIENTOS VIOLENTOS

El recrudecimiento de la violencia en diferentes partes del estado de Veracruz tiene que ver con reacomodos de las bandas delincuenciales en una etapa más de crisis de inseguridad que se generó con la salida de Arturo Bermúdez Zurita de la Secretaría de Seguridad Pública del Gobierno del estado.

Las muertes violentas registradas en los últimos días sólo anuncian más violencia en lo que se observa como un ajuste de cuentas de todos contra todos, y quienes más pierden son los veracruzanos que ver escapar la paz y tranquilidad de sus familias en cualquier parte de la comunidad, nadie escapa a situaciones de crisis emocionales generadas por el miedo a estar en el momento y lugar no indicado cuando suceden ese tipo de eventos.

El otro espacio para sembrar el terror son las redes sociales. Ayer circuló un texto más que a todas luces, se reduce a una vacilada y que no debe ser tomado en cuenta como amenaza pero sí como referencia para evitar su difusión.

RENUNCIAS

Las renuncias escalonadas de servidores públicos de la administración estatal tiene que ver con el fin del sexenio y que pocos mantienen la lealtad a quien fue su jefe político y no están dispuestos a mostrar su agradecimiento y mucho menos el riesgo de firmar la documentación de entrega recepción de sus respectivas oficinas.

Los funcionarios que han renunciado no quieren correr el riesgo de ir ser sometidos a las auditorias que los pueden poner tras las rejas o bien ser corridos vergonzosamente por los nuevos administradores de Veracruz, prefieren poner tierra de por medio.

En los próximos días se esperan más renuncias de funcionarios de primer y segundo nivel del gabinete duartista y es un hecho que quienes entregarán las oficinas serán funcionarios menores, porque los peces desaparecieron.

Plumanegra12@gmail.com

Dejanos tus comentarios