Xalapa, Ver., 2 de noviembre de 2016.- El Congreso aprobó diversas modificaciones a la Ley de Salud del Estado para garantizar que en los hospitales los médicos autorizados permitan que enfermos terminales reciban cuidados paliativos y respeten su derecho de morir en su casa. Sin que familiares tengan que firmar responsivas que luego pudieran ser utilizadas penalmente en su contra.

Esta reforma garantiza un trato y servicio humano a través de cuidados paliativos para controlar el dolor y atender los aspectos psicológicos y sociales que también incluyen a la familia del enfermo que se encuentre en dicha situación.

Contempla además que a las personas les otorguen el derecho a renunciar, abandonar o negarse en cualquier momento a recibir o continuar el tratamiento curativo cuando padezcan enfermedades terminales y ellas lo soliciten conscientes que es el fin, porque es un tema humanitario.

Con esta aprobación, los legisladores armonizan la legislación estatal con la federal vigente, establecidas en la Ley General de Salud en materia de Cuidados Paliativos y la modificación al Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Prestación de Servicios de Atención Médica.

Durante la sesión, el Pleno legislativo aceptó la solicitud de la presidenta de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, Atención a Grupos Vulnerables y Migrantes, diputada Jaqueline García Hernández, y retiró del orden del día el dictamen relativo a la reforma al artículo cuarto de la Ley Para la Integración de las Personas con Discapacidad para el Estado.

Dejanos tus comentarios