San José, Costa Rica, 22 de noviembre de 2016.- Cuatro personas muertas y una desaparecida es el saldo del paso de la tormenta tropical “Otto” por Panamá. El fenómeno que hace unas horas se convirtió en huracán, mantiene en alerta a los países de Costa Rica y Nicaragua.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos informó que la tarde de este martes “Otto” se convirtió en huracán categoría 1, siendo el séptimo huracán de la temporada. Se desplaza a cuatro kilómetros por hora y sus vientos alcanzan ya una velocidad de 120 kilómetros por hora.

“Otto” podría ser el primer fenómeno de esta naturaleza que atraviese Costa Rica, siendo las zonas de mayor riesgo Isla Calero, Barras Parismina, Colorado y Tortuguero. Se espera que llegue a este país el jueves por la mañana, sin embargo las fuertes lluvias se estarían presentando desde la madrugada del miércoles.

El huracán permanecería en territorio costarricense hasta el fin de semana. El pronóstico mantiene en “Alerta roja” la costa de ese país, y en alerta amarilla al resto de la nación.

Por su parte, Nicaragua emitió estado de alerta máxima para su Caribe sur y alerta amarilla para siete departamentos.

En Panamá el paso de la entonces tormenta tropical “Otto” dejó dos adultos muertos por deslizamiento de tierra, y un menor de edad perdió la vida al caerle un árbol. En total, fueron cuatro las personas fallecidas por las lluvias que dejó el fenómeno. Las clases fueron suspendidas en ese país los días martes y miércoles.

El canal de Panamá mantiene abiertas sus compuertas para desaguar los altos niveles de agua, pero opera con normalidad, al igual que su aeropuerto internacional, Tocumen.

Con información de La Nación y El País.

Dejanos tus comentarios