Orizaba, Ver., 2 de noviembre de 2016. La festividad de los fieles difuntos es una fecha que marca una vez más el dolor de las familias que siguen buscando a sus desaparecidos; aunque ya existen algunos que han hallado sin vida a sus familiares, sus restos reposan un panteón descansando teniendo la fe y la esperanza de que sus miradas están cuidándolos desde el cielo; para los que no saben nada de ellos, hace que los sentimientos afloren esperando encontrarlos algún día.

La presidenta del Colectivo de Familiares de Desaparecidos de la zona Orizaba-Córdoba, Aracely Salcedo Jiménez, con lágrimas en los ojos pero al mismo con una gran entereza aseveró que se mantiene firme en la búsqueda no solo de Fernanda Rubí -su hija desaparecida desde hace 4 años, un mes con 24 días- sino de aquellos jóvenes que forman parte del colectivo y cuyos padres los siguen buscando.

“Son días muy difíciles estos días pero son por mi hija y por todos estos jóvenes, a donde quiera que esté sabe que la amo, que la quiero y que ni un solo día voy a dejar de luchar por ella”.

A la fecha, el colectivo, cuenta con 57 casos de búsqueda que se han sumado derivado de las acciones que emprendieron en la zona y aunque prevalece el miedo de la denuncia, también se contemplan a los hijos, primos o esposos de las personas que se acercan a ellos, a los cuales les pidió no dejen de buscarlos.

“Yo a esos padres les digo, nunca dejen de buscar a su hijo, nunca dejen de hacerlo, simplemente y sencillamente es suyo y cuentan con gente como nosotros que también sufrimos el mismo dolor, nos podemos apoyar y podemos sacar todo esto adelante”, citó Salcedo Jiménez.

No todo son malas noticias

Hace poco más de 10 días se sumó un caso de éxito al lograr que se reencontraran una madre con su hijo que pertenece a este colectivo, lo que representa un mensaje alentador, porque con ello suma un cuarto caso resuelto, de la manera más feliz para una madre con un hijo desaparecido: abrazándose y besándose.

“Se localizó a un joven después de varios meses de ausencia y hoy esta con su familia y yo le digo a su mama ¡que hermoso amiga, que tu niño ya está contigo, abrázalo bésalo comételo, vive con el todo el tiempo que no estuviste! Y ella me decía gracias y yo le dije no me lo agradezcas nada porque lo que hoy se logró con tu hijo yo algún día lo voy a lograr con la mía”.

El Colectivo de Familiares de Desaparecidos de la zona Orizaba-Córdoba ha logrado reintegrar a la fecha a cinco jóvenes a su hogar de los cuales tres son mujeres y dos hombres, lo que les da impulso para no bajar la guardia.

Dejanos tus comentarios