Veracruz, Ver., 3 de noviembre de 2016.- Mientras el Gobierno del Estado no pague la deuda a corto plazo, el gobierno de transición no iniciará el proceso de entrega- recepción que por ley debió comenzar el pasado 1 de noviembre, sentenció el coordinador del equipo de transición del gobernador electo, Miguel Ángel Yunes Linares, Manuel Muñoz Ganem.

Dijo, que la ley establece que tres meses antes de entregar, las autoridades salientes deben haber pagado los pasivos a corto plazo.

Iniciar el trámite sería como aceptar las irregularidades cometidas, además que violarían la ley, explicó.

Negó, que sea un contrasentido que por un lado exijan el pago, sabiendo que en las arcas públicas no hay recurso, y por otro se manifiesten en contra que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), otorgue a Veracruz el crédito que por 11 mil millones de pesos que solicitó el gobernador interino, Flavino Ríos Alvarado, precisamente para pagar esos pasivos.

“No se puede endeudar más el estado, ellos tienen que pagar, es responsabilidad de ellos, ellos manejaron los recursos, ellos hicieron mal uso de los recursos, tendrán que buscar la solución y si no, simple y sencillamente se tomará posesión el día 1 de diciembre y ya veremos cómo se actúa”, advirtió.

Recibir con deuda significaría avalar el desfalco que sufrió Veracruz a cargo del gabinete del gobernador con licencia y prófugo de la justicia, Javier Duarte de Ochoa.

-Ya veremos, recalcó.

-¿Pero recibirían entonces con deuda?
-Forzosamente, así es.

De recibir o adelantar el proceso de entrega-recepción sin que se paguen los pasivos a corto plazo por el gobierno actual, “sería violentar la ley, vuelvo a insistir”, manifestó.

Dijo, que si la situación persiste hasta el 1 de diciembre que será la toma de protesta, entonces deberán recibir forzosamente.

Mientras, no lo harán y de recibir la administración con deuda, será en ese momento cuando verán cómo solucionar los problemas a heredar.

Dejanos tus comentarios