Veracruz, Ver., 2 de Agosto del 2016.- Tal y como solicitaron los trabajadores despedidos del Sistema de Agua y Saneamiento, el alcalde de Veracruz, Ramón Poo Gil, aseguró que hay disposición total al diálogo con el sindicato y está de acuerdo con la mesa de diálogo que solicitaron en un plantón afuera del palacio municipal.

Advirtió no obstante que no hay organización ni fecha para realizarla pues como requisito deben solicitarla formalmente a la autoridad, aunque solo la plantearon públicamente ante los medios de comunicación.

“Esa mesa de diálogo se le tiene que pedir a un servidor, yo se las propongo por supuesto, esto no es a través de los medios de comunicación, es a través de la comunicación directa, yo la propongo por supuesto si ellos aceptan la mesa de diálogo y esto le pondría fin, punto final a este conflicto”

Sostuvo que habrá apertura para un diálogo y acuerdo con el sindicato siempre y cuando no lo rompan.

Añadió que la única condición para que este debate se lleve a cabo es que no exijan el retiro de la denuncia en contra de quienes resulten responsables del presunto sabotaje a un tubo de 42 pulgadas que dejó sin agua a la conurbación la semana pasada.

En cuanto a la denuncia en su contra interpuesta por la lideresa sindical Angélica Navarrete dijo que también es algo independiente de la plática que pudieran tener y en su momento se responderá legalmente en el caso de ser requerido por la autoridad.

En cuanto al derrame de líquido desde la planta potabilizadora el Tejar la tarde de ayer, el alcalde afirmó que Grupo MAS reconoció que en esta ocasión se trató de un accidente de operación que ocurrió porque los trabajadores de la empresa aún no conocen del todo el funcionamiento de la instalación.

Sostuvo que la empresa mixta reconoce el error producto de la inexperiencia y ya les han reportado a los alcaldes un total de 4 viviendas que resultaron inundadas la tarde del lunes.

Dijo que la compañía se ha comprometido a indemnizar a quienes resultaron afectados.

Dejanos tus comentarios