Orizaba, Ver., 16 de Agosto del 2016.- A plena luz del día y a la vista de trabajadores y conductores que pasan por la zona diariamente, un grupo delictivo abandonó dos cadáveres a las puertas de una planta cementera en la Autopista México-Veracruz a la altura de Orizaba.

Los dos cuerpos fueron arrojados en la entrada de camiones de carga de la planta de CEMEX que está a unos metros de la desviación a la comunidad Jalapilla, municipio de Rafael Delgado.

En plena luz del día dos personas fueron ejecutadas a un costado de la Autopista Orizaba-Córdoba, a los cuales presumiblemente los tiraron de una camioneta y les dieron un total de 16 tiros en la cabeza, sin que las autoridades federales, estatales y municipales pudieran evitarlo.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 13:30 horas cuando se reportó el hecho a través de los números de emergencia, que a unos metros del puente de Jalapilla del municipio de Rafael Delgado, específicamente en donde se ubican los servicios de muelles de la colonia Rincón Grande del municipio orizabeño; se encontraban a la orilla de la autopista de la zona Orizaba-Córdoba, dos cuerpos maniatados presumiblemente acribillados de varios tiros en la cabeza.

Desatando con ello una fuerte movilización por parte de los cuerpos policiales entre ellos la Policía Municipal de Orizaba, de la Secretaría de la Defensa Nacional para acordonar el área, ante la llegada de decenas de curiosos que se dieron cita en el lugar.

A través de las redes sociales, se dio a conocer que se escucharon disparos, lo que significa que antes de dejarlos abandonados fueron ultimados a plena luz del día ambas personas del sexo masculino y cuyos casquillos percutidos se encontraron cerca de los cuerpos sumando en total la cantidad de 16.

Las edades de los asesinados oscilan entre los 30 y 35 años de edad; uno de ellos portaba una camiseta de color azul marino y una bermuda de color claro y sin zapatos; mientras que el otro vestía un pantalón de mezclilla claro y una camiseta también de color azul también sin zapatos.

Al lugar arribó personal de la Secretaría de la Defensa Nacional, Policía Municipal de Orizaba y de la Fiscalía Regional del Estado y de Periciales para realizar el trabajo de campo y poder ordenar el levantamiento de los cadáveres e iniciar la carpeta de investigación correspondiente para poder llevar a cabo la necropsia de rigor y puedan ser identificados por sus familiares.

Dejanos tus comentarios